Blackjack, uno de los juegos de cartas favoritos en los casinos

blackjack
El blackjack es, junto al póker, el juego de cartas más jugado por los usuarios que acuden a los casinos a apostar su dinero. Debido a su sencillez, todo el mundo es capaz de jugar a este juego e intentar de esta forma sacar un dinero extra, aunque como suele ocurrir, la banca nunca pierde y finalmente suele quedarse con todo nuestro dinero.

Para quien no conozca la mecánica de este juego, decirles que el objetivo es lograr el valor 21 con la suma de las cartas que les son repartidas. Cada carta tiene el valor que representa, excepto las figuras que todas tienen el valor 1o y el AS que puede tener dos valores, según nos convenga más. Estos dos valores son el 1 o el 11.

Como hemos dicho, el objetivo del juego es lograr llegar a sumar 21 o lo más próximo a ese valor sin pasarnos, con las cartas que nos reparte la banca. En cualquier momento nos podemos plantar, pero si otro jugador consigue una cifra más próxima a 21, perderemos nuestro dinero apostado. En caso de empate, aquellos jugadores que tengan el mismo valor, se reparten las ganancias.

Una jugada que siempre es ganadora es la que da nombre a este juego de cartas, y que consiste en lograr llegar a 21 con dos únicas cartas, las cuales tienen que se un AS y una figura. De lograr esto, veremos como nuestras ganancias aumentan considerablemente.

Como en todos los juegos de cartas, hay una serie de consejos que nos pueden ayudar a lograr salir vencedores en la mayoría de los casos.

El primero de ellos es que en caso de no disponer en nuestra mano la cifra de 21, pero si que tenemos un valor entre 17 y 21, es aconsejable plantarnos, ya que tenemos más del 50% de probabilidades de salir vencedores. En caso de pedir otra carta, lo más fácil es que nos pasemos.

En caso de tener 16, nos podemos plantar siempre y cuando el repartidor tenga en su primera carta un 4, 5 o 6, ya que de esta forma aumentan sus posibilidades de que se pase.

Otro de los consejos es que hay que ponerse un límite tanto de dinero ganado como perdido, y no apostar más de ese límite para no tener problemas económicos.

Más sobre Apuestas y Azar:

¡Comparte!

PinIt