Clubes deportivos e imprecisiones

Me encuentro sin querer con una información, más bien opinión, en el que cuestiona la subida, brillante y de récord, del Real Valladolid a Primera División en el sentido de que, merced a un acuerdo municipal, este club culminará además la campaña saneado en lo económico.

El asunto está en que, por un lado, no creo que deba parecerle mal a nadie que un club, asociación o fundación adquiera los fondos necesarios para llevar a cabo sus propósitos. Pero es que además hay que ser más preciso en cuanto a las circunstancias: el centro deportivo y comercial del que habla será gestionado por la Fundación del Real Valladolid, no es una operación urbanística al uso ya que no se recalifican terrenos para construir sino que se ceden 75 años para explotarlos, los beneficios irán al resto de clubes de la ciudad, era una instalación necesaria y atractiva, los dueños de la sociedad no perciben ni un euro, más al contrario, han de avalar la construcción con sus fondos.

Son grandes diferencias con lo que se cuenta en la página mencionada. Me gustaría añadir, si cabe, que la ciudad del Pisuerga tiene una de las ofertas de deporte de élite más amplias de España: fútbol, baloncesto, balonmano, rugby, baloncesto adaptado y hasta tenis de mesa. Ante tantos equipos necesitados de fondos en un entorno de 350.000 habitantes, hay que hacer mucha magia para salir adelante. Por eso extrañan ciertos ataques.

Perdonadme pero hay cosas que no pueden dejarse pasar y cada cual sabrá por qué hace lo que hace y dice lo que dice.