Copa del Rey de baloncesto.

Ayer se disputó la primera jornada de esta edición de la Copa y se cumplió el guión, en cierto modo y en contra de la mitad de los pronósticos que nosotros dábamos.

Por un lado, el Joventut obtuvo una sudada victoria ante el Akasvayu tras prórroga, cualquiera pudo ganar pero quien sale airoso de situaciones como esta cabe señalarle como un serio candidato a llegar lejos. El equipo badalonés tiene bastante que decir en esta edición del torneo del KO.

Y en el otro enfrentamiento, ganó el irregular Barcelona al anfitrión Unicaja haciendo buena la trayectoria pre-existente: sólo en una ocasión el organizador ha tenido éxito y fue el Tau.

En el partido que enfrentará a ambos vencedores me inclino por el conjunto de Aito García Reneses por varios motivos: más motivación en un derby, los azulgrana tienen problemas de lesiones y juegan muy irregular.

Por el otro lado del cuadro todo parece inclinado hacia los teóricos favoritos, Real Madrid y Tau, ambos con lesionados y ciertas dudas, a pesar de todo. Los blancos deben confirmar que son algo más que un rodillo y que no les asustan los momentos cumbres. Los de Vitoria cargan con derrotas en liga muy recientes, tienen alguna baja significativa pero contarán con Scola y el deseo de conservar su corona.

Vamos a arriesgar un pronóstico con perspectivas interesantes: la final puede ser Real Madrid-Joventut. Y la victoria definitiva para…