El casino en nuestras vacaciones por el mar

Todos los cruceros sin excepción dedican un lugar privilegiado de sus buques para zonas de entretenimiento y así que las rutas resulten completas en cuanto a comodidad y servicio. Podemos cenar en el restaurante y terminar la jornada en el lugar más vistoso y divertido: el casino. Por eso, en todos los barcos existe una plantilla de profesionales muy preparada para surtir sus salas con lo mejor en máquinas recreativas (del millón) y que todas las mesas de Ruleta, Blackjack, Poker, etc., se atiendan con una cortesía personalizada.

Cada verano se nos presenta una variedad de embarcaciones de recreo a medida de cada exigencia. Las navieras de todo el mundo modernizan sus instalaciones y botan nuevas naves pues el mercado de cruceros es quizás de los pocos donde la crisis global no se hace notar. Si miramos los precios, podemos encontrar “mini cruceros” desde 300 € para darse un paseo por aguas del Mediterráneo 5 días y disfrutar de increíbles instalaciones. Esta Semana Santa se prevé mucho movimiento en los casinos flotantes.

Y para que no digáis que no os doy tiempo para planificar vuestro viaje de ensueño, a principios del año 2013, navegará el Casino Breakaway, con una superficie de 1.670 m2 en la cubierta 7, decorado con azulejos y acabados en oro, con más de 300 máquinas del millón de última generación, y en su parte central, 26 mesas donde podemos jugar a la Ruleta, dados, BlackJack, Poker, etc. También, y gracias al programa del Casinos At Sea Players Club, se proyectarán videos de las partidas de Poker más interesantes, justo al lado del Casino, para esos jugadores “novatos” que quieran aprender y que por la edad o “temor” no participen y quieran entretenerse mientras toman un refresco en el Bar 21.