Debate abierto en Estados Unidos por las apuestas online

En plena  pugna por la legalización de las apuestas a través de la internet en Estados Unidos ahora tiene menos que ver con si la gente podrá apostar como con quién les ofrecerá el juego y cuándo. El Departamento de Justicia abrió la puerta a que los estados y sus loterías puedan ofrecer el juego por internet a sus residentes, siempre y cuando no se trate de apostar sobre certámenes deportivos.

Ante todo esto, se desata un revuelo sobre la legislación de las apuestas por internet y si cada estado debería contar con un sistema propio o debería existir una legislación nacional, a colación del balance concluido del año pasado con más de 6.000 millones de beneficios solo a través de apuestas de poker.

Debate abierto en Estados Unidos por las apuestas online 3

Esta situación hizo que subieran las acciones de los casinos y empresas de juego, a muchos jugadores que fueron privados desde abril de jugar al poker en internet sólo les importa que se restaure el juego y no les importa quién se beneficie. Existe un limbo legal sobre las leyes que rigen el juego online, cosa que causa incertidumbre y controversia tanto a los consumidores, como a las administraciones que legislan el juego en Estados Unidos.

El poker por internet creció en este país en la última década, pero una ley de 2006 ilegalizó la mayor parte de esos juegos por internet al prohibir a los bancos procesar las transacciones relacionadas con el juego ilegal por internet. Los partidarios del poker dicen que el juego es distinto de otros juegos de casino como el blackjack o las máquinas tragamonedas porque requiere una gran pericia.

Incluso las empresas propietarias de los casinos  que ganan mucho más dinero con los juegos de azar que con el poker  comenzaron a presionar a favor de una ley referida solamente al poker ante la creencia de que las regulaciones de ese juego crearían menos escrúpulos a los legisladores que otros juegos.

Las loterías de Estados Unidos podrían copiar a sus contrapartes de Canadá, que regentan un número limitado de lugares para jugar en internet en las provincias.

Ir arriba